Industria y Comercio

La entrega a tiempo de nuevas materias primas para la producción, el transporte de mercancías a distribuidores y mayoristas, la distribución de productos a los minoristas y la última entrega a los clientes finales - la industria y el comercio no pueden imaginarse sin procesos logísticos sofisticados e inteligentes. Es por eso que la eficiencia - además de la fiabilidad y la puntualidad - es la exigencia más alta, ya que la competencia y el alza de precios están en aumento con la creciente globalización. Para sobrevivir junto a la competencia, las empresas deben reducir costos, optimizar sus procesos y utilizar sus recursos de manera más eficiente.