Ciclismo y Caminta

Durante mucho tiempo, nuestras ciudades y nuestras calles estaban especialmente orientadas hacia las necesidades de los vehículos con combustible. Sin embargo, cada vez más personas están cambiando a formas de movilidad alternativas - y no sólo al autobús y tren. En particular, las distancias más cortas son cada vez más recorridas a pie o en bicicleta. Este es un desarrollo positivo que contribuye a reducir los atascos de tránsito, el ruido del tránsito y las emisiones. Además, los mayores esfuerzos en pro de la protección del clima, la inclusión y la seguridad vial garantizan que los peatones y los ciclistas sean el centro de la planificación del tránsito.